martes, 17 de mayo de 2011

Comunicado oficial de la Archicofradia del Rosario

COMUNICADO DE PRENSA DE LA MUY ANTIGUA, PONTIFICIA, REAL E ILUSTRE ARCHICOFRADÍA DE NTRA. SRA. DEL ROSARIO CORONADA DE GRANADA


En relación con los incidentes ocurridos el pasado domingo 15 de mayo en Granada al paso de la procesión de la Virgen del Rosario por la Plaza de Isabel la Católica, cuando un grupo de personas increpó a los asistentes a la procesión con proclamas provocativas y de desprecio, la Archicofradía de Ntra. Señora del Rosario de Granada quiere expresar su más profundo rechazo tanto de éste como de cualquier otro acto de provocación y confrontación que atente contra la libertad de expresión religiosa y la integridad física y moral de los ciudadanos.

Es deseo de Nuestra Archicofradía contribuir a la convivencia pacífica y al total respeto de la libertad de expresión, condenando cualquier actitud de provocación, insulto o violencia en cualquiera de sus formas y por cualquiera de sus motivos.

Queremos hacer público que en el día de ayer, 16 de mayo, un representante autorizado del movimiento “Democracia Real Ya” de Granada se puso en contacto personal con el director de la Archicofradía, Padre Antonio Praena, para manifestarle su desvinculación “de cualquier acto de confrontación con los cofrades y asistentes a la procesión, condenando firmemente las proclamas despreciativas que algunas personas profirieron a título individual.” Según declaraciones de “Democracia Real Ya”, las proclamas fueron realizadas por algunas personas a título individual una vez que la propia organización diera por concluido el acto. Agradecemos este gesto de acercamiento de la organización, habiéndose producido así un diálogo en el que hemos puesto de relieve, por encima de todo, una común valoración de toda actitud pacífica y de respeto hacia las creencias religiosas así como a la libre expresión de las mismas. En este sentido, la Archicofradía manifiesta que, en todo momento, nuestra mayor preocupación fue la integridad física tanto de los participantes como del público congregado al paso de la procesión, pues, por encima de todo, lo más importante es la defensa de la integridad física y moral de las personas.

Desde nuestra Archicofradía queremos valorar y agradecer profundamente el testimonio y la actitud de los numerosos asistentes a la procesión de la Virgen del Rosario -fieles y público, creyentes y no creyentes- que respondieron ante las provocaciones e insultos de forma pacífica, madura y festiva, como no podría ser de otra forma tratándose de un acto religioso en torno a la Virgen María.

Asimismo, comunicamos que la Archicofradía había tramitado y obtenido el permiso necesario para su procesión de parte de la Subdelegación del Gobierno, a la cual se había informado, como es requisito, tanto del horario como del recorrido de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario